Saltar al contenido

¿Cómo reconocer los principales signos de demencia senil y Alzheimer?

Cuando se trata del cuidado de adultos mayores, es fundamental estar atentos a los cambios en su comportamiento y capacidades cognitivas. Aunque la demencia senil y el Alzheimer son dos condiciones distintas, comparten varios síntomas que pueden confundirse. 

En este artículo, veremos los signos cognitivos compartidos entre estas dos afecciones y proporcionaremos una visión general de lo que los familiares pueden hacer una vez que reconocen estos signos.

 La demencia senil es un término general que describe una disminución en las habilidades cognitivas lo suficientemente grave como para interferir con la vida diaria, mientras que el Alzheimer es una enfermedad específica y la forma más común de demencia. A pesar de sus diferencias, ambas condiciones comparten síntomas comunes que pueden ser difíciles de distinguir.

mujer-solitaria-frente-enfermedad-alzheimer

Síntomas y signos comunes en la cotidianidad

A pesar de las diferencias la demencia senil y el Alzheimer comparten señales que tocan el núcleo de nuestra humanidad. Comprender estas similitudes es como descubrir puentes que conectan experiencias, permitiéndonos abordar estos caminos con mayor empatía y comprensión.

  • Olvida cosas con facilidad: Uno de los signos más comunes es la pérdida de memoria a corto plazo. Si un ser querido comienza a olvidar información reciente, como lo que comió en el desayuno o una conversación que acaba de tener, podría ser un signo de demencia o Alzheimer. La desorientación temporal y espacial es otro indicador. Las personas con estas condiciones pueden perderse en lugares familiares o tener dificultades para recordar qué día es.
  • Incapacidad de tomar decisiones: La dificultad para tomar decisiones también es un signo común. Esto puede manifestarse como una lucha para seguir instrucciones o reglas de un juego, o problemas para manejar dinero y pagar cuentas. 
  • Tiene recuerdos efímeros: En ambos casos, los recuerdos recientes se vuelven efímeros, como hojas llevadas por el viento, desafiando la retención de eventos recientes, nombres y charlas cotidianas.
  • Se desorienta con facilidad: La confusión respecto al tiempo y lugar es una brújula que se desajusta. La demencia senil y el Alzheimer tejen una narrativa donde el entorno cotidiano se vuelve un laberinto desconocido.

¿Qué podemos hacer para cuidar a nuestros seres queridos que están presentando estos síntomas? 

Si reconoce los  signos antes descritos en un ser querido, es importante buscar ayuda médica. Un diagnóstico temprano puede permitir un tratamiento más efectivo y proporcionar tiempo para planificar el futuro. Además, existen numerosos recursos de apoyo disponibles, desde grupos de apoyo hasta servicios de atención domiciliaria y cuidadores profesionales y servicios especializados ofrecen guía y consuelo.

 El cuidado en el hogar para personas mayores puede ser una excelente opción para aquellos que necesitan ayuda con las actividades diarias pero desean mantener su independencia. Los cuidadores pueden proporcionar un cuidado personalizado para adultos mayores, adaptándose a sus necesidades y preferencias individuales. 

En resumen, aunque la demencia senil y el Alzheimer son diferentes, comparten varios signos comunes. Al estar atentos a estos signos y buscar ayuda médica y apoyo cuando sea necesario, podemos garantizar el bienestar de nuestros seres queridos en la tercera edad.

Si necesitas ayuda en la búsqueda de un cuidador profesional para tu ser querido, escríbenos o llámanos al +56 9 3198 5957

CTA Guía para Familiares del adulto mayor