Saltar al contenido

¿Cómo cuidar y tratar a un ser querido que tiene demencia senil?

La demencia senil es una enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo. Se caracteriza por el deterioro cognitivo y la pérdida de memoria, lo que puede provocar cambios en el comportamiento, como la agitación y la agresión.

Cuidar a un ser querido con demencia senil puede ser un desafío, tanto física como emocionalmente. Los familiares y cuidadores pueden sentirse abrumados, estresados e incluso enojados.

Este artículo ofrece algunos consejos para cuidar a un ser querido con demencia senil de una manera humana y empática.

mujer-construye-torre-bloques-madera-ayuda-medico

Cuidar a un ser querido con demencia senil: un desafío emocional

Cuando un ser querido recibe un diagnóstico de demencia senil, puede ser un momento muy difícil para toda la familia. Es importante recordar que la demencia es una enfermedad, y que no es culpa de la persona que la padece.

Los cambios en el comportamiento que pueden acompañar a la demencia senil pueden ser muy difíciles de manejar. La persona puede volverse irritable, agresiva o incluso violenta. Esto puede ser muy estresante para los familiares y cuidadores, que pueden sentirse confundidos, frustrados e incluso asustados.

Es importante recordar que estos comportamientos no son un reflejo de la persona, sino de la enfermedad. La persona con demencia senil no puede controlar sus acciones.

mujer-consuela-hombre-triste-apoyo-familiar

Etapas del duelo luego de un diagnostico

El médico psiquiatra José M. Uncal Jiménez de Cisneros, publico en la revista Asociación Familiares Alzheimer Asturias-AFA, las etapas por las que suelen pasar los familiares que tienen a un ser querido diagnosticado con demencia senil: 

  • Estupor: Aturdimiento e imposibilidad de aceptar la realidad de lo que está ocurriendo.
  • Anhelo: Pensamiento obsesivos, búsqueda incesante de soluciones, sentimiento de poderosa angustia y ansiedad.
  • Negación: "No es verdad, no puede ser, a mí no me puede pasar esto..."
  • Rabiar: Ira que se desarrolla a medida que se toma conciencia de la realidad.
  • Desesperanza: Rendimiento ante la búsqueda inútil de una curación milagrosa.
  • Negociación: Recapacitación, búsqueda de equilibrio, pequeños cambios y proyectos, intentos para seguir adelante a pesar de la carga que supone el proceso demencial.
  • Aceptación: Especie de tristeza serena, pero ya sin angustia.
  • Reorganización: Se retoma la vida y surgen nuevas propuestas.

Para Jiménez de Cisneros, sostiene que “todos los sentimientos de la persona que cuida, sea Pena, negación, rabia, culpa… son emociones normales en el proceso del duelo”.

retrato-hombre-mayor-solitario-silla-ruedas-casa-retiro-enfermera-consolandolo-espacio-copia-1

Consejos para cuidar a un ser querido con demencia senil

Algunos consejos para cuidar a un ser querido con demencia senil de una manera humana y empática, teniendo en cuenta las etapas del duelo que pueden experimentar los familiares:

  • Reconozca sus emociones: Es importante que los familiares reconozcan sus emociones y permitan que se expresen. No se sientan culpables por sentirse tristes, enfadados o frustrados.
  • Busque apoyo: Es importante que los familiares busquen apoyo de otras personas que entiendan lo que están pasando. Esto puede ser a través de grupos de apoyo, terapia o simplemente hablando con amigos o familiares cercanos.
  • Aprenda sobre la demencia: Es importante que los familiares aprendan sobre la demencia para poder comprender mejor la enfermedad y cómo afecta a su ser querido.
  • Establezca límites: Es importante que los familiares establezcan límites saludables para proteger su propia salud física y mental.
  • Cuide de sí mismo: Es importante que los familiares cuiden de sí mismos para poder proporcionar el mejor cuidado posible a su ser querido.
  • Organice y planifique: También es útil tener un plan para manejar los comportamientos problemáticos que pueden surgir. Por ejemplo, si la persona se agita fácilmente, puede ser útil tener actividades, distracciones y redirecciones tranquilizadoras listas para ayudar a calmarla.
  • Busque redes: Puede ser útil buscar redes de apoyo y grupos de ayuda. Estos pueden proporcionar un espacio para compartir experiencias, obtener consejos y sentirse menos solo en el proceso.

En conclusión, abrazar la sabiduría y experiencias de aquellos que han enfrentado este desafío, podemos encontrar consuelo y orientación en nuestro propio viaje de cuidado a personas mayores con demencia senil. En este espacio de comprensión, buscamos ofrecer no solo información práctica, sino también la sensación de que no estás solo en este viaje desafiante y significativo.

Para obtener más información sobre cómo cuidar a un ser querido con demencia senil, contactanos, en Kipers te asesoramos para buscar la ayuda que necesitas.

CTA Guía para Familiares del adulto mayor